|
Compartir

Guía básica

Cuidado de auxiliares auditivos

 

Los auxiliares auditivos son aparatos de última tecnología que requieren buen mantenimiento para contar con un correcto funcionamiento y prolongar su tiempo de vida.

 
 
 
 
 
 
 
 


Acerca de la limpieza

La limpieza del auxiliar, ya sea externo (BTE) o interno (ITC), debe hacerse a diario, para eliminar la acumulación de cerumen (cera). Se recomienda hacerlo con un paño seco o un cepillo, no deben emplearse líquidos en la higiene de este aparato. Sólo el molde que se introduce en el oído del auxiliar externo (BTE), una vez separado del auxiliar, puede ser lavado con una solución jabonosa, periódicamente.

 


Las baterías y accesorios

Cuando el auxiliar no está siendo empleado, se recomienda extraer la batería para ayudar a extender su vida y para circular el aire en el auxiliar.

Cada 6 meses el audiólogo tratante debe revisar los auxiliares en citas rutinarias de mantenimiento. En el caso de los auxiliares auditivos externos (BTE) los tubos deben ser sustituidos 2 veces al año, ya que empiezan a perder la flexibilidad. Asimismo, el médico revisará el rendimiento del auxiliar y hará ajustes de ser necesario.


¿Qué precauciones tomar ante?

  • Calor: un auxiliar no debe ser nunca sometido al calor. Se debe tener cuidado de no dejarlos al sol o exponerlos a altas temperaturas, como posicionarlos en una ventana, cerca de una fuente de calor, o en el carro. Para eliminar la humedad se debe secar con un paño seco o dejar al aire, nunca se deben emplear aparatos como el microondas o el secador de cabello.

 

  • Cera: El cerumen o cera es un material de suficiente densidad como para provocar que la escucha a través del auxiliar no sea óptima. Para evitar esto, la limpieza del auxiliar debe ser diaria. En las sesiones semestrales con el médico tratante, éste examinará el canal de la oreja del usuario para evaluar si algún residuo (o acumulación) de cera compromete la fiabilidad del aparato. Existen sistemas de protección del auxiliar contra la cera; éstos deben ser consultados por el usuario con el audiólogo.

 

  • Caídas/Golpes: los auxiliares deben ser tratados con el mayor de los cuidados, una caída en una superficie blanda (como alfombras) puede no representar ningún peligro pero una caída en una superficie dura (como la madera, piedra o cerámica) puede dañarlos. Se recomienda que cuando se está iniciando su uso, se sitúe una almohada o una toalla encima de las piernas, mientras se aprende a insertar, posicionar y a extraer el auxiliar. Y cuando no se esté empleando, el auxiliar estará más seguro en su estuche.

 

  • Humedad: los auxiliares no pueden tener ningún contacto con el agua u otros líquidos, ya que se dañaría su circuito. Hay que recordar que éstos son aparatos con novedosas mejoras tecnológicas, y el contacto con el agua, o incluso la humedad, puede estropearlos permanentemente. Por eso se recomienda que al enfrentarse a una situación donde el usuario estaría en contacto con el agua o con mucha humedad, el auxiliar debe ser retirado. En estas situaciones se incluyen: ir al gimnasio, al sauna, a la piscina, usarlos en la playa, en la ducha/baño, etc. Si por algún motivo el auxiliar se ha mojado, se debe extraer la batería y dejarlo secar con el compartimiento abierto. La humedad producto del sudor debe ser limpiada del auxiliar constantemente.


  • Productos para el cabello/Productos de maquillaje: se deben aplicar estos productos, y esperar a que se sequen, antes de introducir el auxiliar en el oído.

 

  • Productos químicos: el alcohol es uno de los productos de limpieza a los que el usuario puede sentirse tentado a recurrir para la higiene del auxiliar, pero éste puede causar daños en el material del que está hecho el auxiliar. 


  • Niños y mascotas: mantenga el auxiliar alejado de su alcance, puede ser peligroso que una mascota o un niño trague la batería de un auxiliar. Asimismo, los perros pueden alterarse por el silbido de los auxiliares y pueden llegar a morderlos, de tener la oportunidad.


En Locatel

Los afiliados que tienen auxiliares auditivos adquiridos en Locatel pueden solicitar en los establecimientos una cita gratuita para el chequeo complementario de los dispositivos (incluye una limpieza). Nuestros audiólogos recomiendan asistir a esta cita con un familiar o amigo, que aporte información valiosa sobre sus hábitos auditivos. Si deben hacerse ajustes, el personal del servicio de Audiología de Locatel lo hará con mucho gusto.


Nunca se deben intentar reparaciones en el auxiliar; de haber algún problema recurra a nuestro servicio o al médico tratante. 

Buscar establecimiento
      
Otros países:   Colombia   Costa Rica   USA   Venezuela
©Todos los derechos reservados 2009. RIF: J-30438493-9. l Términos y Condiciones l Créditos