Manténgase saludable en estas navidades

  • Comparte:
Un reciente estudio del New England Journal of Medicine, aplicado a la comida anglosajona, indica que las personas pueden aumentar hasta medio kilo de peso en la época decembrina y nunca perderlo. La comida venezolana navideña tiene también altas cargas de grasas y carbohidratos, y en ocasiones de reuniones sociales se hacen imprescindibles y tentadoras. 
 
Para evitar el aumento excesivo de peso en Navidad y afrontar las situaciones sociales con éxito, nuestras nutricionistas ofrecen recomendaciones que nacen de las dudas con nuestros afiliados en los establecimientos.
 
¿Se puede comer el plato navideño?
 
Sí, pero cuídese de los excesos. Le recomendamos disfrutar de los platos con mayor carga de calorías (hallacas, pan de jamón y ensalada de gallina) sólo para los días de fiesta y reuniones especiales.
 
Aparte, le recomendamos moderar las raciones que consume. Puede comer todos los platos navideños de su elección pero sirviéndolos con moderación (raciones pequeñas). Le recomendamos también prescindir de algún alimento del menú. Por ejemplo, coma el plato navideño pero no el dulce de lechosa de postre.
 
¿Cómo puedo preparar los alimentos en forma más saludable?
 
  • Emplee métodos más ligeros: utilice sustitutos con menor cantidad de calorías. Por ejemplo, emplee maíz amarillo para las hallacas en lugar de masa coloreada con onoto.
  • Opte por preparaciones sencillas: al horno, a la plancha, al vapor. Macere naturalmente: puede macerar con aliños naturales las carnes como el pavo, el pernil o el cordero, en lugar de hacerlo con salsas muy elaboradas. 
  • Dígale no a los rellenos: No emplee rellenos que contengan muchas oleaginosas, como nueces o carnes.
  • Elija otros cortes de carne: haga sustituciones ligeras a cortes tradicionales, pero sin romper con la tradición. Por ejemplo: el lomo del cochino es más ligero que el del pernil. 
 
¿Cómo mantengo mi rutina de ejercicios?
 
Recomendamos que mantenga su rutina de actividades deportivas, indistintamente de sus compromisos, o del sitio donde se encuentre. Una buena manera puede ser incluir a sus familiares y amigos en este plan.
 
¿Y las bebidas alcohólicas?
 
Aunque las bebidas alcohólicas no son imprescindibles, casi siempre están presentes; el problema es que estas bebidas aportan muchas calorías sin nutrientes. Lo mejor es que, si decides consumirlas, que sea en la menor cantidad posible y procures no hacer mezclas ni entre bebidas alcohólicas, ni con otras bebidas como los refrescos.
 
 
Fuentes:
 
  • New England Journal of Medicine
  • WebMD
  • Tatiana Cova, Coordinadora del servicio Soporte Nutricional de Locatel