Nutrición para embarazadas

  • Comparte:
El estilo de vida y los cuidados de la madre durante el embarazo son esenciales en el crecimiento del hijo y en su propia recuperación post natal. La alimentación durante la llamada "dulce espera" debe ser especialmente atendida, por ello  presentamos a continuación una serie de recomendaciones especiales de nuestros Nutricionistas del servicio de Nutrición Integral para las mujeres en estado:
 
La alimentación de las embarazadas debe ser variada y completa, con alimentos de los tres grupos básicos: proteínas, carbohidratos y grasas, además de vitaminas, minerales y agua.
 
Deben preferir alimentos naturales y frescos.
 
Con una alimentación adecuada, se garantizan las exigencias nutriclonales del feto y de la madre y se prepara al organismo para enfrentar mejor el parto y la lactancia.
 
Su peso es importante; deben evitar el exceso o el déficit.
 
Debe asegurarse el aporte de calcio, hierro y ácido fólico, a través de la dieta o de suplementos nutricionales que le ayudarán a evitar posibles deficiencias de vitaminas y minerales.
 
La mujer embarazada debe comer en un ambiente tranquilo, despacio, con pequeños bocados y mastique bien los alimentos. Lo ideal es fraccionar las comidas en 3 principales y 2 ó 3 meriendas.
 
Se recomienda la ingesta de al menos 8 vasos de agua al día.
 
El consumo de sal debe ser moderado: se sugiere retirar el salero de la mesa y evitar los alimentos con alto contenido de sodio como: carnes curadas, quesos salados, embutidos, jamón, salchichas, enlatados, sopas de sobre, adobos, encurtidos, etc.
 
El consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol debe ser saturados; es preferible el condumo de aceites vegetales crudos de oliva (principalmente), maíz, soya y girasol, y como aderezo en las ensaladas.
 
Para el estreñimiento: se aconseja aumentar diariamente el consumo de alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, hortalizas y cereales.
 
Para la acidez: se recomienda merendar y descansar en posición semisentada.
 
Para evitar nauseas y vómitos: se recomienda alejarse del sitio donde se preparan los alimentos así como de los olores fuertes y no consumir alimentos a temperaturas extremas. Además, se indica no consumir alimentos secos o sólidos, como galletas, antes de cepillarse los dientes en la mañana. e ingerir una merienda después de las 10:00 pm. De tener náuseas, puede cambiar el alimento que rechaza por otro del mismo grupo.
 
Aparte de evitar fumar y el consumo de alcohol, se recomienda regular la ingesta de refrescos, café y té. 
 
En Locatel
 
Ofrecemos el servicio de Asesoría nutricional en tienda, gratuito para nuestros afiliados, y que ofrece un cuerpo de profesionales para la orientación nutricional en el establecimiento. Para consultar más sobre el servicio haga click aquí. También, ofrecemos servicio de Soporte Nutricional para pacientes, a domicilio. Para consultar más sobre el servicio haga click aquí