Pieles grasas

  • Comparte:
Brillo en la cara y poros dilatados son características molestas de las pieles grasas. Una serie de cuidados especiales ayudan a lidiar con esta condición.
 
¿Cómo identifico su mi piel es grasa?
 
La piel grasa tiene:
  • Poros abiertos.
  • Mayor espesor.
  • Acumulación excesiva de sebo (grasa), especialmente en la llamada Zona T (mentón, nariz y frente).
  • Cutis húmedo y brillante.
  • Si bien gran parte de las pieles grasas se presentan en personas menores a los 30 años, muchos adultos presentan esta condición. 
 
¿Cómo se produce?
 
La producción de sebo es un proceso natural de la piel que se da por la renovación celular. En las pieles grasas, este proceso es más frecuente que en pieles secas o pieles normales. El clima cálido, el estrés, las hormonas y la predisposición hereditaria influyen en una mayor producción de sebo.
 
 
¿Cómo cuidar la piel grasa?
 
Limpieza: Se sugiere la limpieza del rostro dos veces al día: en la mañana y en la noche. La limpieza del cutis graso en la mañana es muy importante ya que en la noche, la piel del rostro tiende a producir más sebo. Las personas con pieles grasas deben escoger productos de limpieza suaves, y aplicarlos y enjuagar en el rostro sólo con las manos. Las esponjas faciales o toallas, así como los limpiadores fuertes pueden activar la sobre-producción de sebo en el rostro. Si un producto resulta muy suave y no ayuda en el control matificante, se sugiere elegir limpiadores que contegan peróxido de benzoilo, ácido salicílico o ácido glicólico, que son sustancias que ayudan a cortar la producción de sebo. 
Hidratación: contrario a lo que se cree, las pieles grasas requieren hidratación diaria. Se recomienda humectar el cutis con productos en forma de fluidos livianos –y no cremas espesas-, específicas para piel grasa. Se puede variar la cantidad de producto que se emplee, aplicando menor cantidad en las zonas más brillantes de la cara.
Maquillaje: se recomienda la elección de productos hechos para cutis grasos, no comedogénicos (que no obstruyen los poros y no causan acné) y libres de aceite, especialmente la base, el polvo, y el rubor, los cuales deben brindar un aspecto mate al rostro. La preocupación principal de las mujeres con cutis graso es el mantenimiento del maquillaje por el mayor período de tiempo posible, ya que dada la condición grasa de la piel, éste tiende a disolverse. Para éstas existen en el mercado productos especializados para este tipo de piel, que brindan cobertura por más de 12 horas. Además, preparar el rostro antes del maquillaje con productos que asienten la cobertura, aumentan el tiempo que éste permanece. 
Exceso de brillo en el cutis: Para eliminar el exceso de grasa o brillo durante el día, sin necesidad de limpieza o de retirar el maquillaje, existen toallas o papeles que absorben el exceso de sebo. Éstos deben usarse aplicándolos en las partes brillantes de la cara y dejándolos presionados unos 10 segundos. Para esto también se puede retocar el maquillaje durante el día con polvo compacto en las áreas brillantes o grasas.
Exfoliación: se recomienda exfoliar el rostro con piel grasa suavemente y sólo una o dos veces por semana. La exfoliación estimula la producción de sebo, por lo que realizar este proceso muy frecuentemente o en forma brusca puede llevar a una piel más grasa.
Mascarillas: las mascarillas o tratamientos profundos pueden usarse una vez a la semana (máximo), ya que algunos son tan fuertes que pueden resecar la piel y propiciar la producción de sebo. Se sugiere usarlos ocasionalmente en toda la cara o frecuentemente, aplicando sólo en las áreas problemáticas. Las mascarillas de arcilla son las más recomendadas para el cutis graso.
Protección solar: los protectores solares en crema tienden a ser emulsiones espesas. Pero en el mercado existen protectores solares específicos para pieles grasas, sobre todo para cutis, que son más ligeros y brindan muy buena cobertura.
Contacto con las manos: las personas con cutis graso deben evitar tocar la piel de la cara con las manos, ya que estimulan la producción de grasa.
 
 
Acné
 
Las pieles grasas tienden a producir acné, sobre todo en las personas más jóvenes. El acné se produce cuando el sebo en exceso, más el maquillaje o el humo contaminante crean una capa superficial que tapa los poros y la grasa se acumula en éstos. Para evitar el acné, las pieles grasas deben seleccionar productos de limpieza y maquillaje especiales para este tipo de piel. El maquillaje debe ser no comedogénico, ya que éste no obstruye los poros. 
 
 
En Locatel
 
En nuestros establecimientos contamos con la más amplia gama de productos diseñados especialmente para pieles grasas. En nuestros Dermocenter ofrecemos productos especiales de las casas de dermocosméticos más prestigiosas del mundo, y contamos con la asesoría de Dermoconsejeras quienes ofrecen asesoría gratuita a los clientes.