Pieles sensibles

  • Comparte:
Bien sea por daños en la piel o por razones genéticas, el contacto con ciertos productos u otros factores ambientales ocasionan en algunas personas reacciones fuertes en su piel. Las personas con pieles sensibles deben seguir cuidados especiales, y a continuación los exploramos.
 
Tener la piel sensible es una condición que experimentan muchas personas, en cuya piel aparecen signos frecuentes de rechazo o intolerancia al contacto con ciertos productos o factores que otras personas pueden tolerar fácilmente. Este tipo de piel requiere muchos cuidados y una rutina de salud y belleza especializada.
 
 
¿Cómo se produce?
 
Por alguna de las siguientes razones:
  • Por razones genéticas.
  • Por enfermedades de la piel como alergia, eccema, rosácea o dermatitis atópica.
  • Como reacción a algunos productos.
  • Por factores ambientales a los que se ha expuesto la piel por períodos prolongados, como exposición extrema al sol, viento, calor o frío.
  • Por daños profundos en los nervios, que las capas más superficiales de la piel no pueden proteger.
 
¿Cómo reconocerla?
 
 
La piel sensible:
  • Se enrojece, pica o quema al aplicar la gran mayoría de cremas y productos, o al exponerse a ciertos factores.
  • Es generalmente reseca.
  • Tiene una apariencia de tirantez.
  • No tolera productos hechos para otros tipos de piel (mixta, grasa, seca o normal).
 
La piel sensible puede presentarse como alergia o irritación; por lo que se recomienda siempre consultar con un Dermatólogo. 
 
 
Cuidados de la piel sensible
 
  • Como la piel sensible tiende a resecarse, se recomienda el uso diario de un humectante para pieles sensibles.
  • El jabón y la crema a emplear en el rostro en pieles sensibles deben ser diferentes al jabón y crema corporales. Se recomienda que todos los productos aplicados en la piel sensible, cara o cuerpo, sean especializados.
  • En la limpieza facial, se recomienda el uso de una solución limpiadora suave, libre de jabón. El jabón usado por el resto de los tipos de piel puede ser muy fuerte para la cara de las personas con pieles sensibles, mientras que el tipo de fórmula que se recomienda está diseñado para no resecar. Además, las soluciones limpiadoras libres de jabón pueden ser retiradas con un algodón, en lugar de enjuagarse.
  • Se recomienda ser suave en el tratamiento de la cara; a la hora de la limpieza de la piel sensible es preferible usar algodones o toallas que las manos. De usar las manos, limpiar la cara suavemente y con las puntas de los dedos.
  • En cuanto al maquillaje: las mujeres con piel sensible no deberían emplear cosméticos a prueba de agua, ya que se retiran con productos fuertes. El delineador y la máscara (o rímel) a elegir deberían ser hiporalergénicos. Se recomienda emplear el delineador en forma de lápiz, en lugar de en forma líquida ya que los delineadores líquidos tienden a tener látex que puede provocar reacciones alérgicas. Los cosméticos y el maquillaje deben renovarse constantemente, en tanto los productos viejos o que hayan expirado pueden contaminar la piel.
  • Es preferible introducir un cosmético nuevo a la vez al régimen de belleza, de forma de probar uno por uno los efectos en su piel sensible.
  • Es importante que los productos a emplear no tengan fragancia, ni ingredientes desodorantes o antibacteriales, que elevan el riesgo de irritación.
  • Evitar los productos que contengan ácidos (como el ácido salicílico que está presente en productos diseñados para tratar acné).
  • Es necesario descubrir cuáles productos o factores causan mayor sensibilidad, para evitarlos.
  • Se recomienda que los productos a emplear deben tener 10 ó menos productos.
  • Preferir productos hipoalergénicos.
 
 
Tip Para probar cuáles productos pueden ser usados sin problema, haz un chequeo previo empleando una pequeña cantidad del producto en la piel detrás de las orejas o en la parte interna de los codos o las rodillas una vez, por 5 días y observa la reacción. Si después de ese tiempo no se observan reacciones desfavorables, puedes empezar su uso.
 
 
En Locatel
 
Existen en el mercado líneas amplias de productos para las pieles sensibles, dermatológicamente probados, que incluyen desde lociones corporales, cremas faciales, tónicos, soluciones limpiadoras, entre otros. En nuestros Dermocenter ofrecemos éstos y además, contamos con la asesoría gratuita de Dermoconsejeras. Para identificar en cuáles establecimientos se cuenta con este servicio  haga click aquí.