Despistajes pueden prevenir pérdidas auditivas

  • Comparte:
La audición es un sentido básico, desde el inicio de la vida, para el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje que es nuestro medio de comunicación. Cada día son más los problemas auditivos que se presentan en jóvenes, uno de cada seis muestra severas afecciones a causa del uso frecuente de audífonos. El tiempo de exposición al ruido, la cercanía a la fuente sonora y la intensidad del sonido son factores que deben ser considerados para saber cuán propenso se está de padecer problemas auditivos.
 
La degeneración auditiva está relacionada comúnmente con la edad, cuanta más edad se tiene mayor es la probabilidad de padecer problemas auditivos, sin embargo es un mito relacionar la pérdida auditiva únicamente a este factor, según el Better Hearing Institute (EE. UU.) el 65% de las pérdidas auditivas se ubican en personas entre los 18 y los 44 años. Esto se traduce en que hoy en día ha disminuido el rango de edad de la aparición de los problemas auditivos, como consecuencia de la contaminación sónica a la que se está expuesto en los hogares, los lugares públicos, los centros de trabajos, etc. 
 
Una (1) hora de exposición a sonidos a alta intensidad (105 decibeles o más) al día degenera progresivamente las células del oído. Por esta razón, se recomienda:
  • Exponerse un máximo de 60 minutos al día a cualquier fuente de sonido, sea teléfono o audífono.
  • Escuchar aparatos reproductores de sonido con una intensidad no mayor del 60 por ciento de su capacidad de salida.
  • Evitar utilizar equipos auriculares que se introduzcan en el oído, en su lugar utilizar aquellos que cubran todo el oído (tipo almohadilla) ya que aíslan del ruido externo y disminuyen la necesidad de aumentar el volumen
 
El llamado a la prevención en la etapa preescolar es primordial debido a que los niños entre 0 y 7 años de edad comúnmente presentan procesos gripales que podrían afectar temporalmente la audición.
 
La audición es indispensable en el desarrollo del lenguaje de un niño, si éste nace con alguna deficiencia auditiva no va a desarrollar el lenguaje de una manera adecuada; captando así, los sonidos del habla con poca claridad y generando problemas en la articulación de las palabras; por ello, es muy importante la evaluación auditiva en los recién nacidos y en la etapa preescolar.
 
Un niño desatento en clase, que se distrae, que pierde el mensaje y hace un gran esfuerzo para oír a la maestra, muy probablemente presenta problemas auditivos. 
  
Hipoacusia y Presbiacusia
 
La Hipoacusia es el nombre técnico que se le da a la pérdida auditiva, y la Presbiacusia, es la pérdida auditiva relacionada con la edad. Al ser aplicada la prueba de audiometría, el paciente responde a un estímulo sonoro con el que se obtiene un registro de los niveles de su audición, el cual a su vez, en caso de presentar problemas, determinará la clasificación de su discapacidad. El nivel óptimo de audición para el oído humano oscila entre - 10 y 25 decibeles (dB). La Hipoacusia Leve se refiere a la pérdida mínima de la audición, generalmente, la persona escucha pero necesita que le repitan el mensaje, va de los 26 a los 40 (dB); si supera los 41 decibeles se inician los daños en la salud y se requiere de auxiliares auditivos para escuchar mejor. 
 
Algunas señales de alerta son:
  • Dificultad para entender las conversaciones de otras personas, por teléfono y en ambiente ruidoso.
  • Solicitar que le repitan varias veces.
  • Problemas para diferenciar voces femeninas o de niños.
  • Dar respuestas inadecuadas a preguntas.
  • Falta de concentración en los niños y jóvenes en edad escolar.
  • Aumentar considerablemente el volumen del televisor.
  • Presentar pitos u otros ruidos en los oídos.
 
En Locatel
 
Es necesario crear conciencia y consultar a su médico otorrino tratante para evaluar la audición en todas las etapas de la vida. Es por ello, que Locatel sigue generando bienestar a través del servicio de audiología que coloca a disposición de todo el público.
 
Atendiendo la necesidad de prevenir este tipo de afecciones auditivas, varios establecimientos Locatel realizan en todo el país exámenes gratuitos de Audiometría, los cuales ayudan a medir el umbral de audición del paciente; es decir, determinan la cantidad mínima de sonido que se necesita para escuchar. Para conocer cuáles establecimientos incluyen el servicio de Audiología haz click aquí. Esta evaluación debe formar parte del control de salud de todas las personas, desde la niñez hasta la adultez.