¿Puede tu estado de ánimo cambiarlo todo ante esta enfermedad?

  • Comparte:
Millones de personas mueren diariamente a causa de esta terrible enfermedad que se manifiesta en diferentes lugares del cuerpo, por lo que la Organización Mundial de la Salud cada 04 de febrero apoya a la Unión Internacional con el cáncer. 
 
Estudios confirman que más del 40% de los cánceres son evitables, simplemente absteniéndose de fumar, siguiendo una alimentación saludable y haciendo ejercicio. La OMS ha hecho un llamado a todos sus Estados Miembros para que intensifiquen la acción contra el cáncer estableciendo y reforzando los programas de lucha. 
 
La finalidad de este día es promover medios para aliviar la carga mundial de la enfermedad, a través de la prevención, el aumento de la calidad de vida de los que ya lo padecen y la difusión de información para que todos sepamos de qu é se trata esta enfermedad.
 
Si estás pasando por esta enfermedad o conoces a alguien que la padezca debes saber que el diagnóstico de la enfermedad, no solo tiene un efecto a nivel físico; también se produce un proceso emocional que afecta al paciente si no afronta su situación de forma positiva
 
Según información de la Universidad de Nueva York , ser positivo ante un padecimiento mejora los síntomas y te hace vivir en armonía. Por eso: 
 
Controla tu mente: Evita adelantarte a los hechos y pensar en qué pasará mañana; esto sólo te causará angustia y preocupación. Mejor ocupa tu mente en realizar actividades que requieran de toda tu atención.
 
Infórmate: Investiga todo acerca de tu enfermedad para tomar mejores decisiones con respecto a ésta. La información es la mejor herramienta para resolver tus dudas.
 
Rodéate de gente positiva: Lo que menos necesitas son personas negativas que te roben energía. Por el contrario, visita a las personas que sabes te van a contagiar de su optimismo. No te aísles.
 
Ríe: La risa es la mejor medicina para combatir cualquier enfermedad. Disfruta de la risoterapia para relajarte, conocer gente y sobre todo para potenciar tus pensamientos positivos.
 
Celebra: Es importante que celebres cada una de tus mejorías, de esta forma te motivas a seguir con tu tratamiento. Prémiate por tu esfuerzo y trata de ser tu mejor amigo.
 
Comparte: Expresa tus sentimientos con personas de tu confianza, no te guardes todo para ti y mucho menos te hagas el “fuerte”. Es importante que te desahogues para encontrar consuelo y ánimo.
 
Fuentes: Salud180.com y Who.int.es