Aseo del Equipo de Oxígeno

  • Comparte:
Normalmente el aire que respiramos tiene algo de humedad,  pero los gases de los cilindros vienen 100% secos razón por la cual hay que humedecerlos antes de ser administrados para evitar irritación y sequedad de las mucosas respiratorias.
 
El agua que se coloca en los humidificadores debe ser agua destilada, no es recomendable el agua hervida ni las aguas comerciales porque no están libres de minerales.
 
Aseo del humidificador: 
 
Disponga de un recipiente para uso exclusivo del lavado del humidificador.
 
-El aseo debe realizarse por lo menos cada 72 horas.
 
-Debe lavarse con abundante agua limpia sin usar detergentes.
 
-Mantenga el equipo durante 1  hora en 1  litro de agua hervida a la que se le agrega una cucharada de vinagre blanco y posteriormente enjuague con abundante agua hervida, fría.
 
-Deje secar en un sitio aislado.
 
-Es importante tener un humidificador de repuesto para reemplazar al que se encuentra en el proceso de lavado y secado.
 
Colocación de la cánula nasal:
 
-Antes de colocar la cánula proceda a realizar un buen aseo nasal para lo cual necesita una jeringa y solución salina normal, (o agua hervida con una pizca de sal, previamente reposada y fría).
 
-Sí se trata de un niño colóquelo en posición semisentado y aplique directamente dentro de las fosas nasales y en forma suave 2cc de solución salina. Elimine con pañuelo limpio o toalla desechable las secreciones obtenidas.
 
-Coloque el flujo de oxígeno con la dosis ordenada por el médico.
 
-Para determinar si el oxígeno está saliendo dirija las puntas de la cánula hacia su cara.
 
-Si aún no está seguro coloque la cánula nasal en el interior de un vaso de agua con las puntas hacía arriba para ver las burbujas.
 
En Locatel
 
Locatel ofrece para el alquiler concentradores de oxígeno y cilindros de oxígeno. Para conocer más sobre el servicio de Alquiler, haga click aquí.
 
Fuente: MiTerapiaAlternativa.com