Las grasas y la diabetes: ¿Sabes cuáles alimento aportan grasas saludables?

  • Comparte:
Las grasas son un componente fundamental en la alimentación humana. Sus funciones en el organismo son muy diversas, desde la más conocida función energética hasta otras, como su participación en la formación de hormonas, o constituir parte de las estructuras de las membranas celulares.
 
A lo largo de los últimos años, las grasas han contado con mala fama, atribuyendo a su consumo parte del exceso de peso de la población. Las grasas aportan 9 kcal por cada gramo consumido, más del doble que los hidratos de carbono o las proteínas, que aportan alrededor de 4 kcal por gramo.
 
Por ello, se ha creído que reduciendo la grasa de la alimentación se conseguiría reducir el peso de la población. En la práctica esto no ha sido así. Por todo ello, desde hace más de 4 décadas, la reducción del consumo de grasas ha sido el objetivo prioritario de las recomendaciones sobre alimentación saludable.
 
Las pirámides alimentarias favorecen el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono, a veces, incluso aquellos refinados como pan blanco o arroz como base de la alimentación. En cambio, las grasas deben ser disminuidas de forma radical. Pero en los últimos años este planteamiento está cambiando.
 
De este modo, la Asociación Americana de Diabetes divide las grasas como sanas o insanas. Dentro de las sanas se incluyen las insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas). Por otro lado, las grasas insanas incluyen las grasas saturadas, las grasas trans y el colesterol.
 
Esto no quiere decir que existan grasas prohibidas ni grasas de consumo libre, se trata de establecer una frecuencia de consumo de cada tipo de ellas.
 
¿Cuáles alimentos aportan grasas saludables?
 
Por un lado se encuentran aquellos alimentos que incluyen grandes cantidades de grasas monoinsaturadas. En este grupo destaca el aceite de oliva, preferentemente de calidad virgen extra por su mayor contenido nutricional. Esta debe ser la grasa más habitual en la alimentación, para consumo diario en forma de aliños y cocinado.
 
Además, se debe complementar con otros alimentos ricos en grasa monoinsaturada como los frutos secos y los aceites de semillas. En este grupo, también se puede incluir una fruta, el aguacate. A pesar de tratarse de una fruta su contenido en hidratos de carbono es muy bajo (menor al 1%) pero con más de un 20% de contenido en grasas.
 
Como grasas saludables también se incluyen las grasas poliinsaturadas en forma de aceites de girasol o de soja entre otros. En este grupo, no se puede olvidar el aporte de ácidos grasos omega 3. Estos están presentes en los pescados azules o grasos como atún, sardina o salmón, así como en algunos alimentos de origen vegetal como el tofú y algunos derivados de la soja. Para incorporarlos se recomienda tomar pescado azul entre 2 y 3 veces a la semana.
 
En definitiva, las recomendaciones sobre el consumo de grasas en las personas con diabetes están sufriendo una importante transformación en los últimos años. Investigaciones científicas están aportando datos que ayudarán a conocer más sobre los alimentos y sobre sus efectos en el organismo y seguir modificando las recomendaciones alimentarias actuales.
 
En Locatel
 
 Ofrecemos el servicio de Asesoría nutricional en tienda, gratuito para nuestros afiliados, y que ofrece un cuerpo de profesionales para la orientación nutricional en el establecimiento. Para consultar más sobre el servicio haga clic aquí