Día Mundial del Síndrome de Down

  • Comparte:
Este 21 de marzo es el Día Mundial del Síndrome de Down, declarado así por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 2011. 
 
Esta efeméride es promovida por la ONU y por varios organismos internacionales con el objetivo de "aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades", como se lee en el mini sitio especial que creó la ONU para esta ocasión. 
 
En la selección de este día tuvo mucho peso los dígitos de la fecha: sus números son significativos de la triplicación del vigésimo primer cromosoma al estar compuesta por el mes 3, día 21.
 
¿Qué cambios esperar de un niño con síndrome de down?
 
Los niños con síndrome de Down se desarrollan muy deprisa en los primeros años, pero luego su evolución tiene un ritmo más pausado. Continúan ganando fuerza y destreza en sus movimientos, son cada vez más autónomos y capaces de lograr las metas que se proponen, aunque estos progresos se producen con mayor lentitud.
 
La altura y el peso de los niños con trisomía 21, entre los 6 y los 12 años, aumentan más despacio que en la primera etapa de vida. Del mismo modo, la psicomotricidad fina y gruesa siguen mejorando y el niño va adquiriendo destrezas, pero sus logros son más lentos. Las niñas cambian más en esta etapa, muchas comienzan a desarrollar las características sexuales secundarias a partir de los 10 años.
 
En cuanto a la dentición, ocurre lo mismo, los niños pierden sus dientes de leche y aparecen los dientes definitivos, en un proceso más lento que el de los niños sin discapacidad.
 
Fuente: MiHijoDown.com