Cuidado de lentes de contacto

  • Comparte:
Los usuarios de lentes de contacto están en riesgo de contraer infecciones si no siguen un régimen de limpieza y cuidado de sus lentes. Aparte, un objeto adherido al lente puede rayar la córnea y causar males mayores en la visión de la persona.
 
Detalles que cuidar
 
En la limpieza
 
  • Debes seguir las instrucciones de limpieza que recomienda el especialista o las instrucciones en la caja de los lentes de contacto. La limpieza periódica (después de cada uso) de los lentes produce que mueran los microorganismos y que sea seguro usarlos. 
  • Al comprar los productos de limpieza debes tomar en cuenta que algunos tipos de lentes requieren ser manipulados con ciertos tipos de productos. Para esto, recomendamos asesorarse. En las ópticas de Locatel contamos con diversas marcas de lentes de contacto, de productos de limpieza y de mantenimiento, y con personal calificado como parte de nuestro servicio de óptica que te asesorará en la compra. 
  • No debes mezclar productos diferentes en el estuche en que se almacenan.
  • Debes lavar bien tus manos antes de manipular los lentes de contacto. Es importante que te asegures que, luego de lavados, los dedos no contengan residuos de jabón, o crema corporal, ya que estas sustancias pueden adherirse al lente y ser causa de molestias en el ojo. Por este motivo es recomendable no usar jabones cremosos al lavar las manos.
  • Puedes limpiar los lentes con un ligero movimiento circular empleando la solución limpiadora correcta y dejarlos reposar en solución estéril en el estuche por el tiempo recomendado por el especialista. Nunca debe usarse agua del lavamanos en el proceso de limpieza del lente, así como tampoco debe introducirse en la boca para desinfectarlo. Los microorganismos presentes en la boca o en el agua pueden causar infecciones en los ojos.
  • Limpia el estuche de los lentes de contacto periódicamente usando la solución estéril que se emplea para limpiar los lentes, o agua caliente. Cada 3 meses se recomienda cambiar este estuche.
 
Durante su uso
 
  • Lubrica los ojos durante el día con lágrimas artificiales o soluciones especializadas, tantas veces como sea necesario. Para hacerlo, inclina la cabeza ligeramente hacia atrás y con el dedo índice de la mano estira el párpado inferior hacia abajo, creando una especie de “saco”. Introduce las gotas en este espacio y mantén el ojo cerrado de 30 a 60 segundos. Luego, parpadea varias veces. 
  • Para la exposición al sol, se recomienda el uso de lentes protectores contra los rayos UV, ya que al usar lentes de contacto tus ojos tienden a ser más sensibles a los rayos solares. 
  • Nunca debes usar los lentes de contacto durante el nado, en la playa o en la piscina, o en sitios de vapor como saunas o jacuzzi.
  • Las usuarias de lentes de contacto deben insertarlos en los ojos antes de aplicarse el maquillaje, para evitar contaminarlos. Y en la noche es recomendable remover tus lentes antes de retirar el maquillaje.
  • Si los lentes de contacto no son de uso prologado (especialmente desarrollados para usarlos por períodos más largo que un día), debes retirarlos todas las noches antes de dormir. 
  • Si estás empleando medicamentos para los ojos, debes suspender el uso de los lentes de contacto.
  • Es recomendable una revisión anual de la prescripción con el médico especialista.
  • Si experimentas alguna molestia o irritación, debes retirar los lentes de contacto y contactar al médico especialista.
  • Los lentes de contacto se deben emplear por el tiempo recomendado por el especialista o por el fabricante. Usarlos por más tiempo de lo sugerido puede causar rojeces, molestias o infecciones.
 
Para insertarlo y retirarlo
 
  • Para insertarlo, sostén el lente en la punta del dedo índice con los bordes hacia arriba, como la letra “u”. Con el dedo índice de la otra mano empuja el párpado inferior hacia abajo e inserta el lente en la parte inferior del ojo (parte blanca). Parpadea varias veces para que se ubique correctamente, sobre la córnea. Luego de insertado es recomendable la lubricación del ojo. 
  • Si el lente no está bien posicionado sobre la córnea masajea con los dedos los ojos cerrados o, con el ojo abierto, desplaza el lente al centro con ayuda del párpado inferior. Un lente de contacto bien posicionado no debe causar molestia, rojez o lágrimas. De presentarse alguno de estos síntomas, se recomienda su retiro. 
  • Es recomendable mantener la rutina: si comienzas insertando o retirando el lente en el ojo derecho, siempre debes comenzar con ese ojo.
  • Para retirar el lente mira hacia arriba y mueve el lente hacia la parte inferior del ojo. A continuación pellízcalo o retíralo usando los dedos índice y pulgar. En caso de dificultad en este proceso, lubrica el ojo con una solución especializada.
 
En Locatel
 
Ofrecemos gran variedad de lentes de contacto, accesorios, artículos de limpieza y cuidados en el área de Óptica.  Para consultar el horario del servicio haga click aquí