¿Qué es la Hepatitis?

  • Comparte:
La hepatitis es una inflamación del hígado, una afección que si no se trata a tiempo puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis, una cirrosis o un cáncer de hígado.  
 
Puede ser causada por células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado, infecciones por virus, bacterias o parásitos, daño hepático por alcohol o tóxicos (venenos) o hígado graso. 
 
Los tratamientos variarán según la causa de la enfermedad hepática, sin embargo la alimentación es clave en todos los casos. 
 
Recomendaciones nutricionales para el paciente con hepatitis
 
Son muchas interrogantes en la población, sobre cómo debe ser la alimentación del paciente con hepatitis viral, ¿Qué puedo comer? ¿Las grasas empeoran el cuadro clínico? ¿Debo comer solo dulces? En tal sentido, te traemos una serie de recomendaciones claves para la alimentación de los pacientes con hepatitis viral, que les permitirán una rehabilitación adecuada:
 
Consuma una alimentación variada y equilibrada, combinando alimentos de los 3 grupos básicos (proteínas, grasas y carbohidratos).
 
Mastique muy bien los alimentos; esto le ayudará a realizar la digestión de una manera más eficaz.
 
Consuma sus comidas a temperatura ambiente, es decir, ni muy frías ni muy calientes, ya que las temperaturas extremas pueden estimular la secreción de ácido gástrico y causarle inflamación.
 
Prefiera lácteos descremados y quesos bajos en grasas. Evite consumir lácteos completos, quesos madurados, fundidos y amarillos, ya que pueden causarle distensión abdominal, dolor y náuseas.
 
Prefiera las carnes blancas, como pollo, pavo y pescados, porque son de más fácil digestión y aportan proteínas de alto valor biológico. 
 
Elimine la piel y la grasa visible de las carnes, ya que estas contienen grandes cantidades de grasas saturadas las cuales incrementan el metabolismo hepático, 
 
Evite consumir enlatados, embutidos (mortadela, jamón, salchichas, chorizos, carnes ahumadas, entre otros) estos contienen preservativos artificiales.
 
Incremente el consumo de frutas y vegetales. De esta manera obtendrá un aporte adecuado de fibra. 
 
Puede consumir cereales, como: avena licuada, maicena, crema de arroz u hojuelas de maíz con leche de soya, almendras, arroz, o liquida descremada.
 
Ingiera diariamente, por lo menos, 7 a 8 vasos de agua.
 
Fuente: OMS
 
En Locatel
 
Tenemos el servicio de Asesoría Nutricional en tienda, gratuito para nuestros afiliados y que ofrece profesionales que te guiarán en temas relacionados con la alimentación y la prevención o tratamiento de patologías asociadas. Para conocer los establecimientos donde puede disfrutar del servicio haga clic aquí.